Posts Tagged ‘social’

SEGURIDAD CIUDADANA

Febrero 11th, 2012

El problema de la seguridad es de los que más preocupan a la población de nuestro país y, pese a lo que se ha intentado para disminuirla, los resultados son decepcionantes. Lo verdaderamente preocupante es que, lejos de disminuir, la inseguridad y la violencia van en aumento, y se produce conjuntamente con una mejora de la situación económica y disminución de índices de pobreza, o sea que el argumento de que la situación social de los delincuentes es lo que los lleva a cometer delitos, no es tan sólida como en general argumentan los voceros y adláteres del gobierno.

Es cierto que la situación social de desprotección y pobreza de vastos sectores de la población genera aumentos de delincuencia, pero el hecho que estos sectores marginados hayan disminuido, en tanto que la delincuencia sigue en aumento cualitativo y cuantitativo, es una señal clara que hay otros factores que inciden en el fenómeno que no están siendo evaluados como causas de generación de delincuencia.

Hace siete años que tenemos gobiernos del mismo partido con mayorías parlamentarias y la situación se sigue agravando, ya es un tiempo suficiente largo como para dejar de echarle la culpa a la herencia de los gobiernos anteriores, la responsabilidad de la situación actual es del actual gobierno, por más sofismas que esgriman para sacarse la responsabilidad de encima.

Hay algo de lo que todo el mundo está convencido: si el gobierno mantiene su actual filosofía de combate a la delincuencia, los asaltos, crímenes, violaciones, secuestros, robos y otros delitos van a seguir en aumento, y en esto la gente no se equivoca. Pienso que la situación actual es, entre otras muchas cosas, consecuencia de la aplicación del concepto de que los excluidos sociales que deciden transitar por la senda del crimen deben ser recuperados y brindarles oportunidades para que lo hagan. Todo eso está bien, pero resulta que la aplicación de este concepto se hizo flechando la cancha a favor de los delincuentes y se olvidaron de la otra inmensa mayoría de ciudadanos que no transitan por esa senda. Cuando un inadaptado asesina, hiere, asalta o viola a un ciudadano o ciudadana, los derechos que más se respetan son los del delincuente, porque parece que a nadie le importe que si asesinan a alguien puede haber una familia que queda desamparada, parece que los derechos humanos no pasan por ahí, pero al delincuente sí le dan casa, comida, ropa, calefacción y los dejan salir los fines de semana para que cometan tropelías. Y todo esto se viene haciendo desde hace muchos, pero muchos años. La consecuencia es que los gobiernos, en vez de dar el mensaje que “el crimen no paga”, dan uno muy diferente.

Por ejemplo, no sé cuantos millones de dólares se han gastado en construcción de pabellones para encarcelados, incluso se les da calefacción, no es que crea que es un lujo, pero me parece que hay muchas más personas, tan excluidas como los delincuentes, que merecen con mucho más derecho que se les brinden esas comodidades gratuitamente, insisto: el mensaje no es bueno. Y si se calculara la inversión “per cápita” en techo para delincuentes y población en general quedaría muy claro quiénes son los verdaderos privilegiados. Si un delincuente viola a una joven, a ésta no se le suministra tratamiento siquiátrico gratis, ni se le compensa de ninguna manera, es el mundo al revés. No pretendo que a los reclusos, mayores o menores, se les pongan grilletes y se los lleven a picar piedras de sol a sol, pero sí hacerlos trabajar en algo ocho horas por día o que cuando quemen colchones y destrocen instalaciones, se les haga dormir en el suelo o a la intemperie, hasta tanto no se repongan los colchones o se reparen los daños. Yo no vi ninguna manifestación o acto de protesta del PIT-CNT donde los manifestantes destrozaran sus casas, claro, quién le va a pagar la reparación, si rompen algo siempre es de otro.

Daría la impresión que es necesaria una discusión y revisión de la filosofía con la cual se encara todo lo referente al tratamiento de los reclusos. Por más que los delitos que haya cometido sean en gran parte consecuencia de su situación y entorno social, no se puede ser tan permisivo porque, en definitiva se fomenta la comisión de delitos y se termina perjudicando al ciudadano común. Pero ni al Ministro, ni a nadie del partido de gobierno se le ocurre pensar que pueden estar equivocados, piensan que con sus “operativos de saturación”, nomenclatura actual de las vilipendiadas y anticonstitucionales “razzias”, todo se va a arreglar.

Pero hay más aún, Uruguay no es un país que viva aislado del mundo, y todo este fomento, en un principio involuntario, de la delincuencia se está transformando en una sólida base para el establecimiento de mafias autóctonas vinculadas a las mafias del narcotráfico, ya hay muestras evidentes que han desembarcado en el Uruguay para quedarse. El hecho que hace poco, en un ajuste de cuentas le descerrajaran ocho balazos a un presunto narcotraficante, sin errarle ninguno, fue un indicio que se trató de la intervención de un profesional muy diferente a nuestros verdugos vernáculos, y además un mensaje muy claro que hay otra ley que se debe respetar, que no tiene el menor respeto por los derechos humanos.

En la última interpelación al Ministro del Interior, éste manifestó que se estaba trabajando en una ley que elevaba las penas por omisión a los deberes inherentes a la patria potestad, parece medio chiste, ya hay leyes al respecto, pero no se aplican, antes que hacer un nueva ley, que hagan cumplir la que existe, si se cree que no es buena, pues que se cambie, pero que se empiece por limitar la impunidad de los padres de los menores infractores. Parecería que la posición del Ministro es algo utópica (o cómplice) y nos está llevando a un crecimiento de la delincuencia que puede llegar a situaciones insospechadas.

Se autoriza la reproducción total o parcial citando la fuente

tags: , , , , , | categories: Opinión | Comentarios desactivados en SEGURIDAD CIUDADANA

LA CIGARRA

Noviembre 5th, 2010

En la escuela siempre nos enseñan cosas que uno nunca sabe si es para formarnos o para deformarnos, lamentablemente uno no siempre se percata de cómo vienen las cosas, una de ellas es la fábula de la cigarra y la hormiga, que nos muestra lo bueno que es ser trabajador en vez de andar cantando sin preocuparse por el futuro, y de lo bueno que es ser como las hormigas y lo malo que es ser como las chicharras que se pasan cantando al santo botón todo el verano y después no tienen que comer en el invierno y se mueren.

A mí, que de chico no me atraía para nada la idea de trabajar, no era una fábula que me gustara mucho, para mí ahí salían ganando los malos, pero reconocía que, en general, todos la encontraban  muy didáctica y formativa.

Pasó el tiempo y no me preocupé más por la fábula, hasta que un día, no sé por qué razoné de esta manera “Después de todo tanto la hormiga como la cigarra viven en un mundo competitivo y feroz donde sobreviven los que mejor se adaptan, entonces si ambas especies sobrevivieron en ese mundo ¿Por qué las hormigas son mejores? O ¿Será que las cigarras no se extingan y las hormigas sí? Obviamente nadie tiene las respuestas, pero entonces postular la superioridad de las hormigas como ejemplo de supervivencia parece un razonamiento con pre concepto. Incluso si alguien argumentase que en el futuro las especies que sobrevivan serán las que se organizan socialmente, porqué no admitir que las cigarras no evolucionen hacia un tipo de organización social. De todos modos la tesis de la supervivencia de especies que evolucionen hacia formas de organización social, debería fijarse en la capacidad de supervivencia de las moscas y las cucarachas antes de hacer esa afirmación. Por otra parte pensar que la organización social de las hormigas puede ser un buen ejemplo, parecería que sería fomentar una sociedad marcadamente clasista.

Pero si analizamos la vida de una cigarra, vemos que no nació para cantar y no hacer nada, sus madres ponen sus huevos sobre la tierra y mueren, los huevos penetran en la tierra y se transforman en ninfas que, en un período que va de uno a muchos años, sobreviven alimentándose de savia de las raíces, al cabo de este tiempo, si pudieron sobrevivir, sufren una metamorfosis en épocas cálidas,  y se transforman en adultos listos para aparearse.

La naturaleza no proveyó a las cigarras de aptitudes para superar la época templada, no podrán sobrevivir al verano, porque genéticamente son así.

Entonces tienen la época cálida para reproducirse, y los machos, sabiendo que el tiempo es corto, desesperadamente tratan de atraer a las hembras, y lo hacen con su canto que no es un canto como el que escuchamos en la radio, sino un aullido desesperado llamando una pareja porque se le acaba el tiempo. No es diversión, en realidad la cigarra no canta, hace su trabajo igual que la hormiga, pero lo hace diferente.

Se autoriza la reproducción total o parcial indicando la fuente

tags: , , , , , | categories: Opinión | Comentarios desactivados en LA CIGARRA

RESPONSABILIDAD SOCIAL

Febrero 11th, 2010

El hablar y opinar sobre Responsabilidad Social, se ha puesto de moda y sobre lo cual mucho se ha dicho y discutido, es un concepto sobre el cual todavía no se tiene una definición universalmente aceptada, y es por esa razón que muchas veces cuando se habla de Responsabilidad Social se están refiriendo a conceptos diferentes.

Aunque no exista una definición consensuada de qué es la Responsabilidad Social, y a sabiendas que puede interpretarse de otra manera, de aquí en adelante la Responsabilidad Social será entendida en este trabajo como el compromiso que toda persona (física o jurídica) tiene ante la sociedad y el medio por el solo hecho de integrarlos.

El planteo de la Responsabilidad Social no es algo nuevo, ya en tiempos en que Alfred Sloan era presidente de la General Motors (GM), hace más de sesenta años, se hacían planteos de esa índole, a los cuales el entonces presidente de GM contestaba “Si usted no quiere ejercer autoridad y la rechaza, no hable de responsabilidad. Y si no desea responsabilidad y no la quiere, no hable de autoridad” (Mi Vida, mi tiempo”, Peter drucker), sin duda una argumentación potente, pero insostenible, en particular para empresas de la magnitud de GM, pues lo que hacen influye en la sociedad, o sea que tienen una “autoridad” sobre ella y por lo tanto se les puede exigir una “responsabilidad”.

Es obvio que estos conceptos de autoridad y responsabilidad no deben interpretarse como los mismos que usualmente utilizamos en administración, incluso son muy difíciles de estimar o cuantificar y, por lo tanto, no es muy claro como se puede establecer una relación autoridad-responsabilidad en estos aspectos. Pero la circunstancia de que no tengamos instrumentos ni metodología para determinarla no quiere decir que no pueda hacerse, ni tampoco descarta la posibilidad que en el futuro sean elementos que se incorporen a la gestión empresarial.

Aunque haya mencionado que las grandes empresas tienen influencia sobre la sociedad, como por ejemplo Microsoft, CNN, Mitsubishi y Shell (sus decisiones gerenciales modifican nuestros hábitos y conductas), no quiere decir que las medianas y pequeñas no la tengan, no tendrán la relevancia de las grandes, pero su influencia (autoridad) sobre el medio existirá.

Como en los últimos tiempos todo lo social ha adquirido relevancia, casi se puede decir que el término está de moda y se usa para todo, muchas empresas “para quedar bien” desarrollan actividades de contenido “social”, como hacer donaciones a los afectados por alguna catástrofe natural o pintar una escuela, que en general son más una forma de hacer propaganda para mostrarle a la gente lo “buenas” que son, pero que de ninguna manera apuntan a mejorar la relación autoridad-responsabilidad de manera de amortiguar los efectos negativos que la actividad de la empresa está provocando en esta relación. 

Mucho de lo que sucede puede ser atribuido a la falta de definición de lo que son los aspectos sociales y de saber de qué se está hablando cuando a ellos se refieren, pero, evidentemente esto no le conviene a muchos, que se aprovechan de la confusión e indefinición de las cosas.

Otro aspecto a destacar es que, en general, cuando se habla de Responsabilidad Social se habla de Responsabilidad Social Empresarial, es decir para organizaciones con fines de lucro.

Pareciera que para la sabiduría convencional todo lo que no tiene fines de lucro (explícitos, obviamente) no genera Responsabilidad Social. Por esta razón a organizaciones que no tienen fines de lucro, como la Iglesia, Rotary, Greenpeace, el PIT-CNT, etc. no se les exige Responsabilidad Social, aunque evidentemente tienen autoridad, y mucha, sobre la sociedad. De esta manera ejercen su función con total impunidad con respecto a su Responsabilidad Social, lo cual puede ser muy peligroso.

Esto es muy importante, por ejemplo, Greenpeace es una multinacional a escala planetaria que maneja intereses multimillonarios, no estaría de más que se le exigiera algún tipo de rendición de cuentas que garantice que su lucha por el medio ambiente no tenga intereses comunes con empresas a las que le convenga vender equipos de tratamiento de residuos, o estén vinculadas a la gestión ambiental, hay mucho dinero en juego como para dejar que actúen sin ningún control.

En realidad, las organizaciones no gubernamentales, cualquiera sea su naturaleza, son tan empresas como la General Motors, que no tengan fines de lucro no quiere decir que algunas de ellas no manejen intereses gigantescos y que no utilicen las mismas técnicas gerenciales, pero como postulan que la organización no tiene fines de lucro, parece que están vacunados contra la codicia, pero todos sabemos que las cosas no son así.

Es más, la Responsabilidad Social, debería exigirse no solamente a nivel empresarial, sino que también debería exigirse a nivel individual, el problema del uso obligatorio del casco por los motociclistas, es un caso que puede servir de ejemplo, no es únicamente un problema de seguridad para evitar lesiones mayores, ni tampoco exclusivamente un problema económico de obligar a la sociedad a pagar tratamientos muchos más caros, hay un problema de responsabilidad extracontractual, que obliga a terceros a asumir responsabilidades mayores a las que asumirían si los motociclistas usaran casco, dicho en otras palabras y a modo de ejemplo, el uso o no del casco puede ser la supervivencia o fallecimiento en un accidente de tránsito, puede ser que al motociclista no le importe, pero a la otra parte que intervino en el accidente, sí le importa ya que la naturaleza de la demanda civil y penal por daños provocados por el accidente cambian cualitativamente, porque en vez de lesiones será homicidio culposo (no solamente le puede costar más dinero, sino que puede ir a la cárcel), el uso o no del casco puede cambiar dramáticamente la vida de terceros, no solamente la del motociclista. O sea que el uso obligatorio del casco, además de una medida de seguridad, debería considerarse como Responsabilidad Social del motociclista y no como una restricción a su libertad individual o una imposición.

 Este artículo tomó como base el capítulo de “La empresa del Siglo XXI“, de mi autoría, titulado Responsabilidad Social.

Se autoriza reproducción total o parcial de este artículo indicando la fuente

tags: , , , , , | categories: Opinión | Comentarios desactivados en RESPONSABILIDAD SOCIAL

EVOLUCIÓN

Enero 10th, 2010

Desde la aparición de la vida sobre la Tierra, ha evolucionado constantemente, generando especies cada vez más complejas, eficientes y con nuevas habilidades. Ya desde sus principios la vida adoptó las más variadas estrategias de supervivencia y se adaptó para aprovechar las nuevas oportunidades que brindaban los azares de la naturaleza.

Un hito importante en la evolución fue la aparición de la actividad fotosintética, es decir seres vivos con un metabolismo que, utilizando la energía del sol, eran capaces de procesar dióxido de carbono y agua para producir materia orgánica, liberando oxígeno que hasta ese entonces no se encontrabaen la atmósfera de la Tierra como oxígeno libre. Hasta ese momento toda la actividad vital era anaerobia, pero la aparición de la fotosíntesis produjo cantidades tales de oxígeno libre que fue “contaminando” la atmósfera de modo de permitir la aparición de individuos que, para sus procesos vitales, podían utilizar directamente el oxígeno libre producido por la actividad fotosintética, de esta manera surgieron seres que no precisaban procesar materia para obtener oxígeno, lo obtenían en estado puro directamente de la atmósfera, con lo cual aumentó dramáticamente la capacidad de producir energía y les permitió hacer cosas que en condiciones anaeróbicas no hubieran podido hacer o les hubiera demandado muchísimo más tiempo, las velocidades de traslado aumentaron significativamente, la potencia de las nuevas especies fue sensiblemente superior, la movilidad aumentó hasta límites asombrosos como el vuelo de las aves.

Mientras la atmósfera iba aumentando su contenido de oxígeno, nuevas estrategias experimentadas por los seres vivos iban demostrando su eficacia, una de ellas fue la cooperación entre especies, que permitió el paso de los seres unicelulares a los pluricelulares, que tenían mayor eficiencia en el aprovechamiento energético al posibilitar la especialización de las funciones.

También hubo otra estrategia que tuvo un impacto dramático en la evolución de las especies: la aparición de la reproducción sexuada, pero no solamente por sus implicancias en cuanto a la diversidad genética, sino, y tan importante como eso, fue que hasta ese entonces los individuos podían perfectamente vivir y dejar descendencia sin relacionarse con otros de su propia especie, pero a partir de ese momento, inevitablemente, quedaron obligados, si querían perpetrar la especie, a tener algún tipo de contacto por lo menos con un individuo de su especie del otro sexo, esto llevó a cambios de conducta que en algunos casos condujo a la formación de grupos de individuos de la misma especie y al desarrollo de cooperación y actividad social, especialmente las que tienen mayor movilidad. Es claro que este tipo de cooperación fue diferente a la que condujo a la aparición de los seres pluricelulares, porque es entre individuos de la misma especie que tienen básicamente las mismas habilidades.

La reproducción sexuada tuvo otra consecuencia importante, como los individuos debían encontrarse, desarrollaron diversas estrategias para la detección rápida de la pareja, ya a través de colores, olores, movimientos, sonidos, etc. lo que llevó al desarrollo de la comunicación que se comenzó a utilizarla con otros objetivos, por ejemplo, las abejas se comunican moviéndose de determinada manera para indicar si hay alimentos cerca o lejos, algunos animales emiten diferentes sonidos para indicar la ocurrencia de determinadas situaciones, la más compleja y eficiente de las comunicaciones que se ha desarrollado es el lenguaje humano, que permite, además de dar  una cantidad de avisos de diversa índole, la transmisión de experiencias y conceptos.

Estas circunstancias mencionadas anteriormente, la aparición de seres pluricelulares, la actividad fotosintética y la reproducción sexuada, permitieron la evolución de las especies hacia formas más complejas y eficientes.

Pero la evolución no se detuvo ahí y apareció una nueva y exitosa facultad: la inteligencia, que suministró a quienes la poseían una poderosa herramienta de supervivencia, fue algo diferente a todo lo conocido hasta ese momento, el impacto de la aparición de la inteligencia en la evolución fue, seguramente, muy superior y más fulminante que las causas que provocaron las extinciones masivas de especies a lo largo de la turbulenta evolución de la vida, tanto que permitió lanzar la vida fuera del planeta en una nueva experiencia de la evolución, pero ésta no se detendrá y los azares de la naturaleza, conjuntamente con la ciencia y la tecnología, crearán nuevas habilidades, difíciles de imaginar, que agregadas a las ya desarrolladas, permitirán a los seres vivos, no necesariamente a los humanos, mejores condiciones de supervivencia y posibilitar su expansión por todo el Universo.

Aunque es posible que virus o bacterias terrestres polizontes en alguna misión a la Luna, Marte o algún otro ignoto destino ya hayan comenzado esa tarea, evolucionando en otros medios con otras exigencias y desarrollando nuevas estrategias de supervivencia adaptadas a los nuevos ambientes.

Se autoriza reproducción total o parcial de este artículo indicando la fuente