Posts Tagged ‘Responsabilidad’

¡QUÉ RICOS TIPOS!

Septiembre 26th, 2012

Hace unos días estaba viendo por televisión una entrevista que, el periodista Gabriel Pereira, le hacía al Presidente de ANCAP, Raúl Sendic. En dicha entrevista se habló del tema educación, el Presidente de ANCAP dijo cosas muy atinadas, como que todo lo que se discutía no era lo que se debería discutir porque no eran temas de fondo, como el estado de los baños y los edificios, y que no se encaraban los verdaderos de la enseñanza, que ésta tenía una herencia francesa decimonónica (no lo dijo con estas palabras) que no servía para la época actual, que era muy repetitiva y que no fomentaba la creatividad ni la superación. No fue la primera vez que lo escuché opinar sobre la enseñanza y de su convicción que los enfoques sostenidos en las discusiones de la enseñanza eran perimidos y obsoletos (esta expresión que fue puesta en boga por el es Presidente Jorge Batlle allá por los años sesenta, tampoco fue utilizada por Sendic).

El Presidente de ANCAP no es un personaje de segunda línea dentro del Frente Amplio, y no debería hacerse el distraído cuando gobierno y gremios, de común acuerdo, se pasan haciendo frangollos en la enseñanza, pareciera que cree que el gobierno es una entelequia incorpórea a la que él no pertenece y que no le cabe ninguna responsabilidad, el que calla otorga, así que no venga a mandarse la parte con opiniones que la bancada de su sector no trata de imponerlas ni defenderlas para tratar de evitar el desastre hacia donde el gobierno está conduciendo a la enseñanza. Diga lo que diga, actuando como actúa, está avalando al gobierno en ese mamarracho que es la política de la enseñanza. También dijo hace poco que Campiani y compañía eran unos fantasmas, pero cuando le dieron PLUNA, boquita con llave.

Pero no es el único rico tipo del Frente Amplio que toma distancia con el gobierno (de boquilla toman distancia porque, en cámaras, los votos siempre se los dan incondicionalmente a Mujica), hace poco Michellini criticó al gobierno diciendo que improvisaba mucho, parece que él tampoco integra el Frente Amplio y que no levanta la mano en las cámaras para avalar las improvisaciones del Presidente.

Realmente son unos fenómenos, uno los mira por televisión y parece que hablan en serio, seguro que si viene alguien de otro país y los escucha cree que son políticos de la oposición: la verdad que poco serios.

tags: , , , , | categories: Opinión | Comentarios desactivados en ¡QUÉ RICOS TIPOS!

RESPONSABILIDAD SOCIAL

Febrero 11th, 2010

El hablar y opinar sobre Responsabilidad Social, se ha puesto de moda y sobre lo cual mucho se ha dicho y discutido, es un concepto sobre el cual todavía no se tiene una definición universalmente aceptada, y es por esa razón que muchas veces cuando se habla de Responsabilidad Social se están refiriendo a conceptos diferentes.

Aunque no exista una definición consensuada de qué es la Responsabilidad Social, y a sabiendas que puede interpretarse de otra manera, de aquí en adelante la Responsabilidad Social será entendida en este trabajo como el compromiso que toda persona (física o jurídica) tiene ante la sociedad y el medio por el solo hecho de integrarlos.

El planteo de la Responsabilidad Social no es algo nuevo, ya en tiempos en que Alfred Sloan era presidente de la General Motors (GM), hace más de sesenta años, se hacían planteos de esa índole, a los cuales el entonces presidente de GM contestaba “Si usted no quiere ejercer autoridad y la rechaza, no hable de responsabilidad. Y si no desea responsabilidad y no la quiere, no hable de autoridad” (Mi Vida, mi tiempo”, Peter drucker), sin duda una argumentación potente, pero insostenible, en particular para empresas de la magnitud de GM, pues lo que hacen influye en la sociedad, o sea que tienen una “autoridad” sobre ella y por lo tanto se les puede exigir una “responsabilidad”.

Es obvio que estos conceptos de autoridad y responsabilidad no deben interpretarse como los mismos que usualmente utilizamos en administración, incluso son muy difíciles de estimar o cuantificar y, por lo tanto, no es muy claro como se puede establecer una relación autoridad-responsabilidad en estos aspectos. Pero la circunstancia de que no tengamos instrumentos ni metodología para determinarla no quiere decir que no pueda hacerse, ni tampoco descarta la posibilidad que en el futuro sean elementos que se incorporen a la gestión empresarial.

Aunque haya mencionado que las grandes empresas tienen influencia sobre la sociedad, como por ejemplo Microsoft, CNN, Mitsubishi y Shell (sus decisiones gerenciales modifican nuestros hábitos y conductas), no quiere decir que las medianas y pequeñas no la tengan, no tendrán la relevancia de las grandes, pero su influencia (autoridad) sobre el medio existirá.

Como en los últimos tiempos todo lo social ha adquirido relevancia, casi se puede decir que el término está de moda y se usa para todo, muchas empresas “para quedar bien” desarrollan actividades de contenido “social”, como hacer donaciones a los afectados por alguna catástrofe natural o pintar una escuela, que en general son más una forma de hacer propaganda para mostrarle a la gente lo “buenas” que son, pero que de ninguna manera apuntan a mejorar la relación autoridad-responsabilidad de manera de amortiguar los efectos negativos que la actividad de la empresa está provocando en esta relación. 

Mucho de lo que sucede puede ser atribuido a la falta de definición de lo que son los aspectos sociales y de saber de qué se está hablando cuando a ellos se refieren, pero, evidentemente esto no le conviene a muchos, que se aprovechan de la confusión e indefinición de las cosas.

Otro aspecto a destacar es que, en general, cuando se habla de Responsabilidad Social se habla de Responsabilidad Social Empresarial, es decir para organizaciones con fines de lucro.

Pareciera que para la sabiduría convencional todo lo que no tiene fines de lucro (explícitos, obviamente) no genera Responsabilidad Social. Por esta razón a organizaciones que no tienen fines de lucro, como la Iglesia, Rotary, Greenpeace, el PIT-CNT, etc. no se les exige Responsabilidad Social, aunque evidentemente tienen autoridad, y mucha, sobre la sociedad. De esta manera ejercen su función con total impunidad con respecto a su Responsabilidad Social, lo cual puede ser muy peligroso.

Esto es muy importante, por ejemplo, Greenpeace es una multinacional a escala planetaria que maneja intereses multimillonarios, no estaría de más que se le exigiera algún tipo de rendición de cuentas que garantice que su lucha por el medio ambiente no tenga intereses comunes con empresas a las que le convenga vender equipos de tratamiento de residuos, o estén vinculadas a la gestión ambiental, hay mucho dinero en juego como para dejar que actúen sin ningún control.

En realidad, las organizaciones no gubernamentales, cualquiera sea su naturaleza, son tan empresas como la General Motors, que no tengan fines de lucro no quiere decir que algunas de ellas no manejen intereses gigantescos y que no utilicen las mismas técnicas gerenciales, pero como postulan que la organización no tiene fines de lucro, parece que están vacunados contra la codicia, pero todos sabemos que las cosas no son así.

Es más, la Responsabilidad Social, debería exigirse no solamente a nivel empresarial, sino que también debería exigirse a nivel individual, el problema del uso obligatorio del casco por los motociclistas, es un caso que puede servir de ejemplo, no es únicamente un problema de seguridad para evitar lesiones mayores, ni tampoco exclusivamente un problema económico de obligar a la sociedad a pagar tratamientos muchos más caros, hay un problema de responsabilidad extracontractual, que obliga a terceros a asumir responsabilidades mayores a las que asumirían si los motociclistas usaran casco, dicho en otras palabras y a modo de ejemplo, el uso o no del casco puede ser la supervivencia o fallecimiento en un accidente de tránsito, puede ser que al motociclista no le importe, pero a la otra parte que intervino en el accidente, sí le importa ya que la naturaleza de la demanda civil y penal por daños provocados por el accidente cambian cualitativamente, porque en vez de lesiones será homicidio culposo (no solamente le puede costar más dinero, sino que puede ir a la cárcel), el uso o no del casco puede cambiar dramáticamente la vida de terceros, no solamente la del motociclista. O sea que el uso obligatorio del casco, además de una medida de seguridad, debería considerarse como Responsabilidad Social del motociclista y no como una restricción a su libertad individual o una imposición.

 Este artículo tomó como base el capítulo de “La empresa del Siglo XXI“, de mi autoría, titulado Responsabilidad Social.

Se autoriza reproducción total o parcial de este artículo indicando la fuente

tags: , , , , , | categories: Opinión | Comentarios desactivados en RESPONSABILIDAD SOCIAL